Sobre las imágenes emergentes

maricela

La Fototeca Nuevo León tiene como principal función la de resguardar el acervo fotográfico del estado. Además, es la encargada de adquirir, organizar y catalogar colecciones fotográficas tanto históricas como contemporáneas, de esta manera forma un registro de la historia fotográfica de la región para su conservación y posterior estudio.

Como una institución perteneciente a Conarte, la Fototeca tiene entre sus principales funciones la difusión de la fotografía como una de las manifestaciones del arte. Por tanto, entre sus principales misiones se encuentra la de realizar exposiciones, conferencias, diálogos y otro tipo de eventos con la finalidad de acercar la fotografía no solo a fotógrafos, sino al público en general.

Como parte de esta misión la Fototeca Nuevo León, realiza cada año el Encuentro de fotografía con la finalidad de acercarse a la comunidad fotográfica compuesta por fotógrafos, académicos e investigadores, y de esta forma entablar un diálogo y evaluar la constante evolución de la fotografía y la forma en que esta se desenvuelve dentro de nuestro estado.

Dentro de este encuentro se presentó la muestra “Imágenes Emergentes”, nombrada de esta forma ya que es considerada una de las principales plataformas para los nuevos talentos de la imagen en la entidad, el primer acercamiento profesional para validarse en la escena artística.

Para participar en esta muestra los creadores debían ser originarios de Nuevo León, o demostrar una residencia mayor a tres años y ser mayor de 18 años. Además de una serie de papeleo como CURP, identificación, síntesis curricular y otra serie de datos que certifiquen su residencia en el estado.

Los seleccionados fueron elegidos por el curador designado, que en este caso fue Angélica Yaneth Piedrahita Delgado, destacada artista multimedia colombiana, docente e investigadora MFA en Artes Mediales de la SUNY en Buffalo NY con una beca Fulbright. Quien tuvo la tarea de formar una muestra diversa, que reflejara la calidad técnica y conceptual para la exposición.

Por lo que entiendo de acuerdo a lo que la misma curadora expresó, la muestra trata sobre como las personas vivimos el tiempo durante el confinamiento y la forma en que habitamos una ciudad diferente a la distancia. De hecho, es de aquí donde surge el nombre de la muestra, “Distancias Vigentes”, haciendo referencia a la sana distancia, la que debemos mantener para evitar el contagio.  Pues bueno, debo decir que al menos yo no vi nada de eso.

La disposición de las imágenes esta claramente divida por grupos o secciones: paisaje, animales, personas, etc. Entre las fotografías podemos ver foto a color, en blanco y negro, tomada con drone, cámaras profesionales y también con teléfonos móviles.  A excepción de la fotografía tomada con drone, me es difícil decir cual de ellas fue tomada con un smartphone y cual con una cámara profesional. No sé, si esto se deba a la excelente calidad de los actuales dispositivos móviles o a la descuidada técnica de aquellos que si utilizaron una cámara fotográfica.

Incluir imagen en movimiento, me parece lo justo para las nuevas generaciones que gustan de experimentar con diferentes técnicas, aplicaciones y programas de video. Considero que es una forma de evolución de la fotografía.

Entiendo que dentro de la fotografía contemporánea la técnica no es lo importante, lo que vale es el mensaje, el discurso. Por tanto, uno espera que al menos una de estas imágenes la hagan sentir, reflexionar, entender, descifrar el mensaje del creador de la obra. Pues bien, confieso que a excepción del video del perrito que se persigue la cola, no me siento identificada con ninguna de las otras fotografías o videos.

Podemos decir que los temas de la muestra son vigentes, aunque yo más bien diría que es “pan con lo mismo”. Las redes sociales llevan años llenándose de paisajes urbanos, fotografía de calle, mascotas y personas de la tercera edad; de hecho, esto mismo fue lo que se vio en la edición 2020 de Imágenes Emergentes.

Podríamos suponer que esto es todo lo que se está haciendo dentro de la comunidad fotográfica, pero estoy convencida de que no es así. Y esta es la razón por la que me encantaría ver lo que se quedo fuera de la selección. Porque no puedo aceptar que esto sea una muestra que representa la realidad de la fotografía en nuestro estado.

Confieso que no iba con una expectativa muy grande de la muestra, pero esperaba ver al menos algo que me mostrara un poco de esfuerzo por parte de los creadores. Al ver las fotografías no puedo evitar pensar si el autor de cada una de las piezas considera esa su mejor obra, ¿habrá sido difícil elegir cual fotografía enviar?, ¿o la eligieron sin pensarlo mucho? Y la curadora, ¿qué estaba pensando cuando eligió esa foto del perrito pixeleado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *